Algunos consejos para conducir bajo en la niebla

Algunos consejos para conducir bajo en la niebla

La niebla puede definirse como una especie de nube a nivel del suelo. Se forma cuando la temperatura desciende hasta el punto de rocío (la temperatura a la que el aire está saturado), y el vapor de agua invisible en el aire se condensa para formar gotitas de agua suspendidas. Lo importante, y a su vez peligroso, de la niebla es que puede reducir la visibilidad a tan solo un cuarto de milla o menos, creando condiciones peligrosas de conducción. Si usted no puede posponer su viaje hasta que se levante la niebla densa – generalmente por la mañana o por la tarde – tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No uses las luces largas, ya que rebotan en las gotitas y son un peligroso ‘espejo’. Tampoco frenes bruscamente y evita los adelantamientos.
  • Reduzca la velocidad – y mirar el velocímetro. La Niebla crea una ilusión óptica de movimiento lento cuando en realidad puede ser el exceso de velocidad.
  • Escuche el tráfico, trate de oír lo que no puede ver. Abra la ventana un poco, para escuchar mejor.
  • Use los limpiaparabrisas y eliminadores de escarcha todo lo que sea necesario para la máxima visibilidad.
  • Utilice el borde derecho de la carretera o las marcas viales pintadas como guía.
  • Sea paciente. No deje pasar las líneas de tráfico.
  • En cuanto al manejo del coche, nunca frenes bruscamente si te encuentras con un banco de niebla, podría descontrolarse el coche. Además, es probable que los cristales se empañen, por la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior del vehículo y la condensación del agua, por lo que la calefacción debe estar en perfecto estado para poder desempañar los cristales.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Compartir:

Publicaciones relacionadas